Francisco de Goya

Estoy de gira en Barcelona con un centenar de obras. Estaremos en el Caixaforum hasta el 24 de junio, en la muestra "Goya. Luces y Sombras". Aquí les explicaré mis cuadros con más profundidad y podrán saber más de mi vida.

Mi Vida y Obra

Aquí os explicaré os explicaré la evolucion de mi trabajo relacionando los hechos importantes de mi vida con mis obras más importantes.

1759-1763. Con gran ambición pasé 4 años aprendiendo los principios del dibujo copiando las mejores estampas que tenía mi maestro, el pintor José Luzán. En aquellos tiempos pintaba temas religiosos como:

Adoración del Nombre de Dios (Bóveda del Coreto de la Virgen de la Basílica de El Pilar, Zaragoza), 1772                                      

 “El nacimiento de la Virgen” (Iglesia de la Cartuja de Aula Dei, Zaragoza) 1772-1774

Con 20 años me presenté al concurso de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, para que me enviaran a perfeccionar mi arte en Roma, pero no resultó.

Pinté mi primer autorretrato por la ocasión de mi boda con Josefa en Madrid, en junio  de 1773.

1775. Mi gran ambición era ser pintor de la corte como mi cuñado, Francisco Bayeu, pintor de Carlos III.  Francisco me llamo a trabajar en Madrid como pintor para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara y obtuve el encargo de diseñar cartones para esta. Realicé 63 composiciones entre 1775 y 1792, aquellos son cuadros vivos, graciosos y realistas como:

El quitasol, (Museo del Prado) 1777

Merienda a orillas del Manzanares, 1775

1780. Tras varios intentos para entrar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, por fin accedí y fui nombrado Académico con esta obra.
Cristo Crucificado (Museo del Prado) 1780
1789. Finalmente fui nombrado Pintor de Cámara por el rey, Carlos IV.
 Retrato de Carlos IV. (Museo del Prado), 1789
1792-1793. A finales de 1792 enfermé gravemente en Sevilla. Escuchaba ruidos y pitidos en los oídos, sufría de vértigo, delirios y alucinaciones que me mantuvieron en cama durante 6 meses. Finalmente con una sordera profunda e irreversible regresé a Madrid.
1794. En Madrid continué pintando a mis clientes de la Corte y conocí a los Duques de Alba.
 La Duquesa de Alba. (Casa de Alba), 1795
1797.  Fue un año en el que pasé muchas temporadas en Andalucía, junto con la Duquesa de Alba y empezé a pintar una de sus series de grabados que llamé “Los Caprichos“. También en este año renuncié como director de la Academia (cargo que había conseguido en 1795, tras la muerte de mi cuñado Bayeu).
 Capricho 1: El sueño de la razón produce monstruos, 1797

1798. Volvemos a ver como nunca dejó el tema religioso. Esta obra religiosa es una de sus obras más conocidas.  También realizó uno de sus retratos más conocidos, el de Jovellanos, Ministro de Justicia y amigo del pintor
Milagro  de San Antonio de Padua (Cúpula de San Antonio de la Florida), 1798.
 
Retrato de Gaspar Melchor de Jovellanos, (Museo del Prado) 1798
1879. Con gran honor fui nombrado Primer Pintor de Cámara por su Majestad el Rey Carlos IV.
1800. Durante esta época realizé algunos retratos colectivos como individuales.
La obra más celebrada fue La familia de Carlos IV. Es cierto que existen comentarios que piensan que la obra era un crítica a la Casa Real por no estar cargada de todo el fasto y la pompa propias de la magnificencia real. También porque la reina se representa altiva y en una posición de preeminencia que deja clara su determinación y autoridad en el seno del gobierno monárquico en ese momentos, y sobre todo si la comparamos con la actitud adoptada por el rey, que conserva la dignidad a un lado. El Principe de Asturias, a la izquierda está  adelantado al primer plano, por delante incluso del Rey, lo que daría a entender el protagonismo que se espera de él.
Pero esta composición es muestra de la sinceridad con la que miro.  Algunos comentarios alimentaron durante mucho tiempo esta idea, como por ejemplo el del pintor Auguste Renoir, que al ver el retrato comentó que “el rey parece un tabernero y la reina una mesonera…o algo peor!”. También Théophile Gautier insistió en la carga satírica del cuadro cuando lo vio.
La familia de Carlos IV (Museo del Prado), 1800
La Condesa de Chinchón (Museo del Prado) 1800.
1808-1814. La Guerra de la Independencia marcó mi vida y obra.  A partir de aquí empecé a pintar lo que realmente de mi invención.1810. Empecé a trabajar los grabados de “Los Disparates“.
1814. Pinté muchas obras relacionadas con la Guerra de la Independencia, pero estas 2 se convirtieron en su símbolo.
El 2 de mayo o La Carga de los Mamelucos (Museo del Prado) 1814
Fusilamientos de la Moncloa o 3 de mayo  (Museo del Prado) 1814
1816. Publiqué mis Grabados.  “La tauromaquía
1819. Compré la Quinta del Sordo y empecé una etapa de aislamiento.
1820-1823. Decoré la Quinta del Sordo con mis “Pinturas Negras“.
Saturno devorando a su hijo (Museo del Prado)
Perro semihundido (Museo del Prado)
1824. Me exilié en Burdeos, y ahí pinté mis últimas obras.
La lechera de Burdeos (Museo del Prado) 1827
Retrato de Juan Bautista de Muguiro (Museo del Prado) 1827
1828.  Fallecí en Burdeos,  un 15 de abril de 1828, hace ya hoy 184 años. Pero como bien dicen, la pintura inmortaliza y sigo viajando por el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mi cuenta en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Mi album en Flickr

A %d blogueros les gusta esto: